The beautiful journey

playa amanecer

Él Sentía que había llegado el momento..ya no podía esperar más, sentado al lado de unas rocas junto al mar, miraba un amanecer, pero este amanecer, no era como cualquiera, había llegado su hora en la cual una parte de si moriría, o quizás no moriría, si no que había llegado el momento de desligarse de aquellas ataduras que lo mantenían inmovilizado y limitado por tantos años.

Antes de que se asomaran los primeros rayos del sol, recordó el gran viaje que tuvo que hacer con esa carga y estas amarras que hacían pesado su andar, recordó los desiertos que tuvo que pasar.., la arena golpeando sus ojos y su cuerpo; esas montañas nevadas que con sus fuertes vientos, los cuales mas de una vez lo hicieron tambalear hasta quedar a punto de caer en un abismo sin fin, pero él no cayó, parecía que era el final de un viaje enorme.., había llegado a las costas prometidas de las que hablaban tantos viajeros en plazas y tabernas, pero que ninguno de esos aventureros había sido luego visto con vida.

Entonces volvió al momento,  vió como los primeros rayos del sol se asomaban en esas costas, en un momento.. tuvo miedo, recordó las historias de los viajeros,  ¿que sería de ellos en estos momentos?; se le vino a su mente tantas veces que había caído, debido a esas ataduras, que constantemente se quejaba de ellas; rememoró también cuando tantas veces sintió confusión, incluso recordó el momento cuando no sabía quién era él, ni tampoco que eran esas ataduras. Cansado de temer, dejó que ese bello amanecer lo iluminara y así fue, los rayos de luz lo tocaron.. pero algo extraño sucedía, no se sentía distinto..  aun podía ver sus ataduras, cadeneas, y esa pesada armadura, entonces con frustración se arrodilló en la arena, pensando que el viaje había sido en vano, pero en un momento al parecer mágico, sintió en su interior un sentimiento de amor por sus ataduras, en un abrir y cerrar de ojos, amó.. si.., las amó, amó sus ataduras, y todo lo que estas le habían permitido lograr, viajar, experimentar; se sentía un poco distinto, pero fue en ese instante de amor y entrega total, donde la luz del amanecer atravesó esas cadenas desintegrándolas completamente,  aun mas, vio como una capa de su cuerpo se desintegraba,  de su interior emanaba una tenue luz, de un carácter tan hermoso como la del sol, se sentía maravillado, asombrado.

Una parte de él había muerto, o se había desprendido, pero sintió al mismo tiempo gratitud por aquellas ataduras, que lo acompañaron en esa gran travesía, -adiós, gracias, no las olvidaré- les dijo. Ahora también se daba cuenta de que veía el mundo de una manera extraña, ya nada era como antes le parecía, todo tenía un carácter luminoso así como la bella luz del sol, pero más tenue, similar a la que emanaba de él; entusiasmado, maravillado, y lleno de amor, se dio vuelta para volver a su hogar a contarle a sus amigos lo que había logrado, y lo bello que era todo, pero algo ocurrió en ese momento, en ese instante recordó nuevamente las viejas historias sobre viajeros que recorrían el sendero y no volvían. Justo delante de él, apareció una figura de al parecer un hombre, pero que emitía una luz tan fuerte como la que el sol emitió al amanecer, al mirar al ser,  sintió de familiar en él, algo en su mirada que poco podía vislumbrar con esa inmensa luz que este emitía, el ser en ese momento levantó su mano y le apuntó hacia el mar, y al mismo tiempo a través de una conversación en su interior le dijo que su viaje que estaba emprendiendo era sin retorno, le dijo-tu viaje no ha hecho más que comenzar, ve camina hacia el mar y maravillate aun mas-, entonces él angustiado, pero con una sensación de paz, fue a la orilla del mar, y lo pisó, se dio cuenta de algo, podía caminar sobre este, y asi fue.. caminó y caminó sobre el mar hasta que encontró un nuevo mundo donde debería emprender un nuevo viaje, sus ataduras, cadenas y armaduras habían sido quitadas, ya no las necesitaba para abrigarse del  frío, o para darle seguridad, porque ya no se sentía inseguro pero si con una nueva visión.

Este nuevo viaje sin saberlo, ya lo había comenzado..  lo haría de apoco aumentar el potencial de esa luz tenue que se estaba empezando a vislumbrar en su interior.. seguro, feliz y con amor en su interior, fue recordado y pasó a leyendas como un viajero mas desaparecido, pero se dio cuenta de algo.. había crecido… en el nuevo mundo que vivía, todo era amor, porque este estaba en el interior de él, era esa luz que emanaba de su interior, aun tenue, porque el crecimiento seguiría,  se daría cuenta de cosas mas bellas, y aparecerían nuevas dificultades, asi como proezas en este nuevo mundo..y se dijo a si mismo- la aventura sigue, y el misterio y la incertidumbre la hacen bella-

Alberto

Anuncios
  1. Me ha encantado estar de visita por tu espacio hermoso :-))
    Gracias por compartir
    Preciosas tus entradas
    Un abrazo y una sonrisa
    mariposabuscafelicidad.blogspot.com

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: