El viaje continua

El camino sigue, y siempre puedes mirar atrás, y ver lo que ya has caminado, las dificultades que te han marcado, recordar las tormentas que pasaste, largas, pero de las cuales aprendiste a vivir, lograste vislumbrar con el corazón lo simple que es la vida y como nos esforzamos por complicarla, sentiste lo que era el dolor y la impotencia, descubriste porque se generaban; entonces tu vida cambió; son de esos cambios que por más que quieras contarle a alguien en qué consisten, te es imposible explicarlo con palabras, porque no existe lenguaje ni lógica para comprender lo que en el fondo de tu corazón entendiste.

Porque a veces la única manera de despertar de los sueños es con golpes o remezones, ese fue el camino que te tocó a ti; corto ha sido tu viaje por este mundo, pero eterno tu aprendizaje. No le pidas a este que te comprenda, porque no lo hará, creerán que enloqueciste, que son excusas, o simplemente te verán raro y complaciente; aquellos son los momentos donde debes usar lo que aprendiste y verte reflejado en cada persona, y en que tú fuiste así en algún momento, tampoco comprendiste a muchas personas. Pero así también el tiempo y el camino te irán entregando pequeñas lucecitas que por diversos caminos han llegado al mismo destino, ven la vida como tú la vez,  les cuesta tanto como a ti describir lo que han aprendido, de pronto si los miras con el corazón, también te verás reflejado en ellos.

La vida es simple, amala y gózala, no te hagas expectativas de nada, porque vendrán decepciones, solo vive el momento, el cual es el único que existe; no busques vanagloriarte o ser superior que otro, porque eso solo en el plano de la mente y el ego son validos, en la esencia tu eres el otro, si miras con tu corazón a los ojos a quien tienes en frente sin juzgarlo, verás que estás tú reflejado allí, solo ama, y parte por amarte a ti mismo, cuando sientas que ese vaso está rebosante, tu amor brotará, lo comenzarás a irradiar al mundo, verás como una sonrisa y un te quiero cambian más de lo que te podrías imaginar; usa tus recuerdos, pero no vivas de aquellos, porque mientras tu estés llorando y triste por aquello que ocurrió, o que aquellos que ya partieron, la vida, la eternidad, “el ahora” estará pasando por tus ojos y tú te lo estarás perdiendo.

Finalmente llora si sientes mucha tristeza, ríe si sientes que debes reír, odia si sientes que debes odiar, ama si sientes que rebosas de amor, pero nunca finjas algo que no lo es; busca los equilibrios, porque en aquellos te encontrarás con tu ser, solo así te podrás sentir completo.

El camino sigue, y solo tú eres el que puede continuarlo, porque si se nubla, ten la certeza de que saldrá el sol; gracias mamá por enseñarme todo lo que aprendí y llevarme a ser lo que soy ahora, ya es un año desde que partiste, pero eres parte de mi, y mientras te lleve en mi corazón, vivirás.

Alberto Figueroa C.

Anuncios
    • lorelei :)
    • 20/10/10

    Que sencillo y que hermoso lo que escribiste.. me gustó mucho 🙂
    Aveces es dificil recordar lo esencial de la vida y nos dejamos llevar por el ego, resistiendomos mucho menos de lo que una hojas lo hace al viento. Como diria nuestro amigo Harrison, All you need is Love 🙂 (Krsna Haribol!)

    • Panchi
    • 20/10/10

    Liiindo alfi, hermosas tus palabras, te quiero mucho 🙂 y cuenta siempre conmigo, para las penas o para bailar juntos por la vida 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: