Archive for the ‘ Reflexiones ’ Category

Derribando ilusiones

Saludos, esta publicación será distinta porque no será escrita por mi, si no que será un extracto de un texto, espero que les guste y la reflexionen, porque dice mucho.

“Intenta por un momento aceptar la idea de que no eres realmente como crees ser, que te sobreestimas, de hecho, te mientes a ti mismo. Que te mientes a ti mismo en todo momento, todo el día, toda tu vida. Que estas mentiras te gobiernan hasta tal punto que ya no eres capaz de controlarlo.

Eres presa de la mentira. Mientes, en cualquier sitio. Tus relaciones con los otros son una mentira. Las enseñanzas que impartes, todas tus convenciones miente, tus teorías, tu arte mienten. Tu vida social y familiar también son una mentira. Y también lo que piensas acerca de ti mismo.

Pero tú nunca te detienes a pensar en lo que dices o en lo que haces porque crees en ti mismo.

Debes detenerte y mirar hacia adentro. Observa sin preconceptos, acepta por un momento que estás lleno de mentiras. Si te observas de este modo, Intentando comprenderte, sin compadecerte de ti mismo, renunciando a todas tus supuestas riquezas a cambio de un momento de realidad, posiblemente veas de pronto algo que nunca hasta entonces habías visto hasta hoy.

Podrás ver que eres muy diferente a lo que creías ser. Verás que en realidad eres dos. Uno de ellos que no es, si no que ocupa el sitio y desempeña el papel del otro. Y uno que es aún tan débil, tan insustancial, que desaparece en un instante. Porque no puede tolerar las mentiras. Hasta la más pequeña de las mentiras lo hace desaparecer. Él no lucha, no resiste, porque ya se siente derrotado.

Aprende a observar hasta que seas capaz de ver las diferencias entre tus dos naturalezas, hasta que hayas visto todas las mentiras y la decepción dentro de ti mismo. Cuando hayas sido capaz de identificar tus dos naturalezas, ese día, dentro de ti habrá nacido la verdad”

De “La Primera Iniciación“ por Jeanne de Salzmann.

Sigamos en el camino, no dejemos de conocernos a nosotros mismos, es la única vía para llegar a la esencia y por ende a la verdad; es un camino difícil, pero hermoso al mismo tiempo, el cual nos guiará a ver las cosas tal como son, veremos mas allá de la ilusión y de las sombras de la realidad; veremos de donde se originan las mil formas. Solo así obtendremos paz.

saludos! y no dejen de comentar,  compartir dudas, o simplemente opinar del tema.

Alberto

¿Qué es lo que quieres ver?

      ¿Qué es lo que quieres ver? Si buscas ver la verdad, no la encontrarás fuera; buscarás por años desgastando tus días y fuerzas hasta que la muerte toque a tu puerta para darte el abrazo final para llevarte al inicio o al fin, que son uno solo en su más pura esencia; todo es cíclico y nada escapa a estos. Pero tú eres obstinado ¿no es así? Tú buscas verdad y estás decidido en alcanzarla… como si fuese algo que se debe alcanzar, como si fuese algo que está lejos, tal como buscas la libertad en esas noches de invierno donde te debates en tu interior lo que todo esto significa realmente. Añoranzas de libertad, deseos de justicia, donde el aire que se respira esté cargado de verdad, es eso lo que buscas… No, no las obtendrás ni las alcanzarás, porque cuando pienses que estés cerca de ellas verás como vuelven a alejarse así como el horizonte de una playa, aparentemente con su visible final, pero una vez que llegaste verás que en realidad hay un nuevo horizonte y si sigues a la larga volverás donde comenzaste, te sumirás en confusión, buscarás mas respuestas y tal vez si eres de los que les agrada leer, te enfrascarás en un par de libros para comprender un poco más la vida; si no, te olvidarás y no te interesarás, tal vez comenzarás a vivir en una rutina hasta que te canses de esta, o quizás la vida misma pierda un poco el sentido, verás como tus sueños se transforman en utopías inalcanzables, verás que otros murieron en la inalcanzable búsqueda externa de estos conceptos tan usados hoy en día y quizás desde siempre.

     Pero la vida es sabia, ilógica, profunda en el grado que se te permite y quieras ver, te da la posibilidad de encontrar realmente respuestas a estas preguntas; vuélvete hacia adentro y encontrarás respuesta a conceptos que afuera jamás podrás comprender; debes levantar el velo, ilusión para algunos, maya para los antiguos sabios hindú que comprendieron la verdad, entre otros; una realidad configurada por tus pensamientos limitadores y que han sido usados por otros antes de llegar a ti ya totalmente transformados y pre-establecidos; una realidad que viste de colores, diez mil son las formas, pero una es la madre de todas las cosas, una sola esencia de la que nacen todas. Entonces.. ¿Aún quieres ver? No busques ver, porque la vista te engañará, caerás en el juego de las formas; siente, silénciate, aguarda, cierra tus ojos y ve a tu interior, es allí donde está todo, y cada respuesta a cada dilema existencial.

     Nadie dijo que fuese fácil, porque en ese gran viaje que harás, es donde verás tus demonios que se encuentran en la periferia del ser, es tu mente quien te engañará una y otra vez con las ideas pre establecidas diciéndote que hay cosas que te serán imposibles, o que estás perdiendo tu tiempo. Pero entre más profundo te vayas adentrando en ti, verás tus falencias, tus limitaciones que has ido creando, te darás cuenta que los problemas que ves afuera y las cosas que te desagradan de los demás están en tu interior también; entonces será en ese momento que resuenen en ti frases que antes no podías comprender “Si quieres cambiar al mundo, cambia tu primero desde tu interior” Ghandi; “Ama a tus enemigos, tanto como a tus amigos” Jesús, y así muchas otras frases más, porque si eres capaz de amar a tus enemigos es porque sabes que en esencia tú y él son lo mismo y lo que tu odias de esa persona, tu también tienes una parte de esa característica en el fondo, así nace la compasión y muchas palabras que antes veías a manera superficial ahora cobran el sentido profundo que siempre sostuvieron. Ese es el camino de la verdad, amar verdaderamente y no desde el ego o conceptos vacios; poco a poco todo cobra un sentido mucho mayor porque has comprendido a lo que hemos venido, y esto es porque has callado, has escuchado, has sentido, y así has descubierto la esencia; ya no te quedas mas con las formas, porque así como cada religión tiene su “forma” todas en esencia buscan lo mismo; ya no vives mas desde la dualidad, vives a consciencia.

      Esto no significa que no vale la pena luchar por la libertad ni por la verdad, si vale y es una lucha noble y digna, pero solo te aclaro que siempre quedarás con gusto a poco, porque el que busca fuera nunca quedará satisfecho, siempre habrá un nuevo horizonte, siempre habrá algo inconcluso, siempre el inicio se topará con el fin en este ciclo eterno. Tampoco te digo que te vayas a una montaña poco menos que a meditar toda tu vida y olvidarte de tus responsabilidades que se te han designado aquí y ahora; bien por el que lo hace, no tengo nada en su contra, y es muy valiente al tomar esa difícil decisión, pero soy partidario de que debemos vivir la experiencia que nos tocó vivir, pero a consciencia, nuestra vida diaria puede ser una danza en meditación, mientras estés viviendo el momento a cada instante, viviendo desde el aquí y el ahora podrás estar estudiando, cocinando, limpiando un baño o trabajando, pero si vives desde el momento a consciencia y tienes claro realmente quien eres y donde está la verdad, entonces tu vida será una meditación, venga el problema que venga porque este será necesario para comprender algo en lo cual estamos fallando; vivirás a consciencia y se notará, porque disfrutarás de cada cosa que haces, verás la esencia madre en cada una de las diez mil formas, y al mismo tiempo verás que eres uno con esta esencia; porque tú y yo somos  una de estas formas, eso nos hace uno.

Alberto F.

Hay que abandonar

Llega un momento en que debes abandonar el libro, llega el momento donde ya no debe ser tu ego el que hable, donde este pasa a un segundo plano, y el que domina tu vida es tu verdadero ser, el conocimiento tiene su límite para entender la verdad; cuando pasas ese límite, el intelecto ya no sirve a menos que traspases toda esa palabrería al corazón y a la acción.

Podrás pasar toda una vida comprendiendo la verdad desde la teoría, encerrado y enfrascado en el conocimiento, aunque es un paso que algunos deben seguir, pero en este mar casi infinito de información es fácil perderse, debe llegar el momento donde debes trascender todo esta información al corazón, solo ahí podremos diferenciar del que conoce y el que sabe. Así es, porque el sabio se diferencia mucho del docto; en el primer caso, pareciera que sus palabras nacen de algo más allá del intelecto, usa este al servicio de su corazón. El sabio conoce las leyes que rigen el universo, pero al mismo tiempo las aplica para entregar amor, porque no hay verdad más profunda que el amor, ¿acaso las religiones no dicen que Dios es la verdad? Pero al mismo tiempo dicen que Dios es amor, entonces la verdad fundamental que muchos pasan vidas buscando es amor, pero no confundir con el falso amor que nace del ego, y todo lo que este conlleva, el apego, entre otras cosas; no, este amor es universal, donde el sabio es capaz de verse reflejado en los ojos de la otra persona, porque sabe que todos somos uno en esencia y hemos venido a aprender a amar, pero qué difícil es en nuestra sociedad actual el aprender a amar… casi no tiene cabida, donde cada uno vive en su propio mundo, cegados por los intereses personales, sin mirar al lado, dañando y actuando indiferente ante el sufrimiento ajeno, en un mundo donde se vive la separación  y la dualidad a cada instante. Pero todo esto es necesario para aprender y mejorar, porque de los opuestos y de la polaridad existe la realidad, pero se conjugan en uno solo en su esencia.

Llegando al final de esta semana santa, creo que debemos comprender el mensaje trasfondo que contiene todo esto, y no quedarnos en las formas; toma todo el conocimiento que sabes, de lo que sea, y ponlo en disposición al otro y en cómo puedes ayudar, agrega amor a cada cosa que hagas, practica el desapego, y que no sea el ego el que habla cuando abras tu boca; que sea tu verdadero ser el cual sabe perfectamente quien es y como está unido con las demás personas, si no, mejor guarda silencio, que por cierto también falta mucho hoy en día.

Hagas lo que hagas, despierta del profundo sueño en el cual vivimos, despierta al amor

Alberto

Tiempo para aplicar

Es tiempo de aplicar, es tiempo de vivir y no teorizar; la vida te enseña, a algunos más duros que a otros, pero en la justa medida en que cada uno puede aguantar para lograr comprender un poco más de la verdad, la cual se esconde al dormido y solo se muestra cuando tu vida tiembla, cuando pones todo de cabeza, cuando ves el cielo mas nublado que nunca; verdad efímera, confusa, que solo se muestra a los ojos del que abandona toda resistencia y se entrega al fluir de la vida profunda, verdad que se entrega al que está a un paso más de vencer al ego, verdad que no se hace de rogar, te dice tómame o déjame, pero te aseguro que no tendrás otra posibilidad de ver su eterno resplandor. Palabras incoherentes para el que no comprende, conceptos burdos y contradictorios para quien no la ha encontrado o para quien cree que la lógica se la entregará. La vida es lo más ilógica que hay, y esta esencia que nutre la vida desde su núcleo es aun más ilógica, porque se esconde detrás de lo que puedes ver, tocar y sentir a una simple percepción; reconócela, porque está ahí, solo debes callar por un momento, apaga tu bullicio interior, siléncialo, porque en esa quietud aunque dure un segundo, será como la eternidad  y será donde partirá tu búsqueda, todo lo demás se te dará por añadidura, escucha y solo calla

De errante a peregrino

Buscar por senderos ocultos, viajar por lugares inhóspitos y maravillarse con cada paso, a eso se dedica un buscador de la verdad, no se cansará hasta estar a un paso más cerca de ella; difícil y oculto es su camino, solitaria es su búsqueda, pero muy bien sabe él, que un gran tesoro le aguarda al final del camino, tesoro que el dinero ni nada podrá comprar.

Asi parte el viaje de un peregrino, que en un comienzo no es mas que un errante que trata de fijar un rumbo cuerdo. Parte sin saber a dónde debe llegar, ni como llegará, solo posee en su corazón una pequeña esperanza que le indica que debe buscar algo que está más allá de todo lo que conoce, ¿Eres tu un peregrino?  Si no lo eres, calma, algún día en uno te convertirás, y será el día en que menos lo esperes, incluso tal vez no durante esta vida.

Esta es la historia de uno de ellos, que al igual que muchos otros, su viaje lo emprendió cuando menos se lo esperó; porque cuando tu vida es aparentemente perfecta, no tienes la necesidad de buscar algo que trascienda a los límites o la burbuja en la cual cada uno vive. Esta burbuja es creada por todo el aprendizaje que has obtenido a lo largo de tu vida, religiones, creencias, sistemas de vida, educación, ideologías, y la lista sigue, asi como el ferviente deseo de muchas veces poseer más y más, lo cual en la sociedad está moralmente y éticamente correcto y prácticamente establecido, todos luchan por llegar más alto, en esta escalera ilusoria que han querido que veamos y creamos nosotros mismos, pero detengámonos un momento; te imaginas hubieses nacido en otra parte? Medio oriente por ejemplo, tal vez serias musulmán, y creerías en cosas totalmente distintas, y te regirías por un sistema de leyes distinto, en fin, tu burbuja en la cual estarías inserto seria otra, ya sea hayas nacido en Asia, Europa, América u alguna otra parte, de una u otra manera vivirías en una burbuja creada por esta sociedad. Pero ¿qué ocurre cuando repentinamente un desastre o una tormenta surge dentro de esa pequeña burbuja o forma de ver la realidad que posees?

Es exactamente lo que le ocurrió a este peregrino, y lo que le ocurre a cada caminante que comienza su viaje del retorno al ser; un día común tu vida cambia, y las herramientas que te otorga tu realidad burbuja, o ego ya no son las suficientes para poder comprender lo que te está pasando o lo que pasa a tu alrededor; entonces es ahí cuando surge una gran decisión y el primer paso del viajero, el despertar de la ilusión. Lo increíble de esto es que es como volver a nacer a una nueva realidad ya no dominada por el ego, pero esto es toda una odisea.

Entonces cae la realidad del futuro caminante, este perdido y desconsolado busca refugio en su burbuja que poco a poco se deshace, el mundo que creyó que era real y seguro, ya no lo es, el ego llora y hace escándalos para que este viaje no comience, pero el viajero comienza a comprender que no encontrará respuesta a su problema si continua buscando en estas tierras, quizás es tiempo de aventurarse al mundo del corazón y la intuición; temeroso, desconcertado, toma lo justo y necesario para comenzar su búsqueda de lo desconocido, ni siquiera sabe que busca, por eso en un comienzo dije que sería un errante que vaga casi sin sentido que trata de encontrar respuestas que su mente y su ego no dieron a vasto en su pequeña y cerrada realidad.

El viaje comenzó y lo que este humilde buscador no sabe aun, es que ya no hay vuelta atrás.

Alberto

 

 

El viaje continua

El camino sigue, y siempre puedes mirar atrás, y ver lo que ya has caminado, las dificultades que te han marcado, recordar las tormentas que pasaste, largas, pero de las cuales aprendiste a vivir, lograste vislumbrar con el corazón lo simple que es la vida y como nos esforzamos por complicarla, sentiste lo que era el dolor y la impotencia, descubriste porque se generaban; entonces tu vida cambió; son de esos cambios que por más que quieras contarle a alguien en qué consisten, te es imposible explicarlo con palabras, porque no existe lenguaje ni lógica para comprender lo que en el fondo de tu corazón entendiste.

Porque a veces la única manera de despertar de los sueños es con golpes o remezones, ese fue el camino que te tocó a ti; corto ha sido tu viaje por este mundo, pero eterno tu aprendizaje. No le pidas a este que te comprenda, porque no lo hará, creerán que enloqueciste, que son excusas, o simplemente te verán raro y complaciente; aquellos son los momentos donde debes usar lo que aprendiste y verte reflejado en cada persona, y en que tú fuiste así en algún momento, tampoco comprendiste a muchas personas. Pero así también el tiempo y el camino te irán entregando pequeñas lucecitas que por diversos caminos han llegado al mismo destino, ven la vida como tú la vez,  les cuesta tanto como a ti describir lo que han aprendido, de pronto si los miras con el corazón, también te verás reflejado en ellos.

La vida es simple, amala y gózala, no te hagas expectativas de nada, porque vendrán decepciones, solo vive el momento, el cual es el único que existe; no busques vanagloriarte o ser superior que otro, porque eso solo en el plano de la mente y el ego son validos, en la esencia tu eres el otro, si miras con tu corazón a los ojos a quien tienes en frente sin juzgarlo, verás que estás tú reflejado allí, solo ama, y parte por amarte a ti mismo, cuando sientas que ese vaso está rebosante, tu amor brotará, lo comenzarás a irradiar al mundo, verás como una sonrisa y un te quiero cambian más de lo que te podrías imaginar; usa tus recuerdos, pero no vivas de aquellos, porque mientras tu estés llorando y triste por aquello que ocurrió, o que aquellos que ya partieron, la vida, la eternidad, “el ahora” estará pasando por tus ojos y tú te lo estarás perdiendo.

Finalmente llora si sientes mucha tristeza, ríe si sientes que debes reír, odia si sientes que debes odiar, ama si sientes que rebosas de amor, pero nunca finjas algo que no lo es; busca los equilibrios, porque en aquellos te encontrarás con tu ser, solo así te podrás sentir completo.

El camino sigue, y solo tú eres el que puede continuarlo, porque si se nubla, ten la certeza de que saldrá el sol; gracias mamá por enseñarme todo lo que aprendí y llevarme a ser lo que soy ahora, ya es un año desde que partiste, pero eres parte de mi, y mientras te lleve en mi corazón, vivirás.

Alberto Figueroa C.

¿Estás seguro de que deseas mirar atrás?

Cuando escribí este texto, lo hize escuchando esta canción, escuchenla mientras leen 🙂 espero que les guste =D

¿Estás seguro de que deseas mirar atrás? ¿Estás seguro de que deseas dejar todo concepto, o conocimiento aprendido y experiencia?, volver a los tiempos donde todo parecía perfecto. A veces todos deseamos que se pudiese hacer eso cuando vivimos inconscientemente del pasado, de los maravillosos momentos que ya ocurrieron y que sembraron en ti lo que eres ahora. ¿Te arrepientes a veces de algunas cosas hechas o que no hiciste nunca?.. Quien no ¿verdad?

Pero existe un quiebre y una sensación que te hace olvidar lo ya ocurrido o lo que nunca ocurrirá, cuando has caminado muchos kilómetros fuera de casa, has recorrido grandes distancias alejándote e internándote en tus miedos, a lo que más le temías, este fue tu camino, y es el que tu debías recorrer, no hay nadie mas que lo recorra por ti, podrás buscar por cielo mar y tierra a quien sea capaz de recorrerlo en vez que tu, pero no hay, cada uno tiene su propio sendero, y  todo lo que te ocurre y te ha ocurrido, lo que sientes y has sentido era necesario dentro de ti para seguir aquel camino. A todos nos tocan distintos senderos, viajes, aventuras, peligros, desafíos, pero el que te haya tocado a ti, es el que te corresponde; duda si tienes que dudar, llora si tienes que llorar, ríe si debes reír, da amor si sientes que estás rebosando de él, pero por favor sigue siempre tu camino.

Así recorrerás bosques, desiertos, o bellas praderas por tu propio sendero; no esperes que todos los días sean de sol, porque también lloverá, a veces habrán temporales tan fuertes que no te dejarán mantenerte de pie, tormentas de arena que te enceguecerán completamente, fríos extremos que te paralizarán para que no puedas avanzar; pero nunca pares, porque como ya te dije, nadie podrá recorrer tu camino por ti. Levántate y continúa caminando, por mucho que cueste; a algunos les tocan más caídas y más lluvias, pero son ellos los que se logran levantar y continuar caminando los que deben ayudar a los demás viajeros a seguir su camino.

Tu viaje continuará siempre con cambios y giros del clima.. y llegamos nuevamente a las palabras iniciales ¿Estás seguro de que deseas mirar atrás? ¿Estás seguro de que deseas dejar todo concepto, o conocimiento aprendido y experiencia?, ¿volver a casa? Claro que volverás a tu casa, es tu hogar, pero no volverás como el mismo que saliste; errores, aciertos y aprendizajes te transformaron en lo que eres ahora.

Cuando viajes de regreso a casa, y hayas comprendido muchas cosas sobre la vida, no significará que el viaje de regreso estará libre de dificultades; pero tu ahora tendrás nuevas herramientas para afrontarlas, nuevas visiones, sabrás lo que es maravillarte con cada momento, saborear cada instante como si fuese el último. De regreso encontrarás a otros viajeros que comienzan su viaje, míralos y obsérvate a ti mismo reflejado en ellos.

Y así culminará tu ciclo, tu viaje que emprendiste, y cuando llegue el momento de abandonar este mundo, no tendrás miedo de mirar atrás, amarás tu vida porque te hizo ser lo que eres, y lo que siempre serás, luego de tu última expiración, te transformarás en algo eterno fundiéndote con el todo.

Alberto