Oasis dentro de tormentas

Hoy quiero actualizar, pero esta vez me saldré un poco de lo rutinario, y escribiré sobre lo ocurrido en Chile, el terremoto.. Pero no quiero referirme a los aspectos negativos ni a la muerte, ni a la tragedia propiamente tal, sino que me gustaría escribir sobre la enseñanza que esta vivencia nos entregó, o más bien me entregó a mi, y estoy seguro que a muchas personas más.

Son en estos momentos cuando aprendemos a mirar al lado, a unirnos, a sentirnos uno solo, lo que la tierra nos ha querido enseñar estos últimos días es a ser uno solo, a salirnos de nuestra rutina, y darnos cuenta que tenemos mucho por lo que agradecer día a día, mucho que desapegarnos, ver que estamos rodeados de milagros, es como una manera brusca para despertar de esta ilusión que nos hace vivir de manera egoísta, a creernos individuales, separados. En palabras simples, liberarnos un poco del materialismo, y vernos en los ojos de la otra persona nosotros reflejados.

Nos ha recordado como se entrega amor, nos ha recordado lo que es la unión, entre muchas otras cosas que podemos seguir rescatando, toda experiencia por mala que parezca tiene un gran aprendizaje de por medio, y entre más trágica y terrible parezca, un mayor aprendizaje contiene, lo difícil y nuestra misión es descubrir ese aprendizaje.

Personalmente quiero dar las gracias a todas las grandes personas que conocí gracias a este acontecimiento, que no me cabe duda que por lo que he compartido con todos ellos, son unas bellas personas, y me entregaron mucho durante estos días, alegrías, sorpresas, muchas risas, para mí fue lo más cercano a un oasis dentro de una tormenta, podemos tener amigos, gente a la cual querer a nuestros lados, pero no nos damos cuenta porque estamos ciegos en nuestras rutinas, pensando linealmente, pero vienen golpes como este, que nos hacen detenernos y ver a nuestro alrededor

La vida nunca dejará de darnos sorpresas, y sobre todo en estos tiempos donde más el mundo tiene que darse cuenta que el amor, la unión y el saber que yo soy el otro es lo mas importante para hacer de este lugar, nuestro país, nuestro planeta, un lugar mejor, estos días la tierra nos ha dado un mensaje, muy fuerte, no lo dejemos pasar!

Un gran abrazo a todos, especialmente a mis vecinos 🙂

Anuncios

Abismo De La Eternidad

En medio de la soledad del camino vio su vida pasar a través de sus ojos,  había partes de esta que a veces se rehusaba a comprender y aceptar; era como si en medio del sendero se abriera la tierra, dejando un hondo abismo que le impedía continuar, la armadura y cadenas pesaban como nunca ahora, a tal punto que se desplomó en medio del sendero, las lagrimas corrían por sus mejillas debido a la impotencia de no poder levantarse, se preguntaba si debió haber emprendido este viaje. Se sintió cansado, no quería más pruebas ni aprendizajes, intentó forcejear para quitarse  su casco y armadura atados con cadenas, pero al oponer resistencia parecía que peor era el peso que estos ofrecían.

Sintió el gran silencio, la soledad del camino; pero al mismo tiempo el sabía que era imposible volver atrás, su vida ya había cambiado y en el fondo él entendía que el pasado no existía, solo el momento presente, y ese instante era que él estaba tumbado en el piso; la mente es muy poderosa y comenzó a hacer estragos en él, haciéndolo dudar de todo lo que sabía, porque a todos nos llega un momento donde dudamos de lo que sabemos, nos sentimos cansados y pesados.

Pensó que había llegado el final de su travesía, se arrastró como pudo hasta el borde del acantilado que se había generado por la fisura en el camino y mirando hacia abajo se preguntó si allí habitaba la muerte, la que según él, arrebata lo que amamos; en ese momento una lagrima se escapó de su rostro cayendo al abismo, había un silencio tan grande que sintió el sonido de la lagrima salpicar contra la fría roca, fue en ese instante cuando apareció un sujeto a su lado, de rostro duro lo miró sonriente y le dijo -bienvenido, has tocado mi puerta, no vienen muchos visitantes a verme, me temen, y si es que vienen, no es por su propia voluntad pero como no soy ningún descortés, te recibiré, incluso te responderé 3 preguntas- y así el hombre de rostro duro ayudó a ponerse de pie al viajero, es más, le trajo una silla para que tomara asiento –¿te extraña mi amabilidad? Tengo que tratar bien a las visitas, no vienen muchos como tú por este camino- le dijo este -¿Quién eres?-  preguntó el viajero, -ohh! has gastado tu primera pregunta amigo, e inútilmente, porque tú ya sabes con quien estás hablando, la muerte, temida y repudiada por la gente-  le dijo en un tono casi burlesco sin cambiar ese aspecto duro de su rostro.- el viajero consciente que le quedaban 2 preguntas esta vez pensó mejor y preguntó -¿sabes lo que es el amor?- la muerte cambió su rostro de duro a enojado, -¿porque me preguntas eso?-  dijo este, y el viajero le respondió – tu me dijiste que hiciera 3 preguntas, nunca pusiste restricciones- la muerte furiosa en su interior respondió un tajante y frio –no!, la misión del amor es crear, unir, dar sentido, mi misión es destruir lo destruible- espera-, dijo el  viajero, -“destruir lo destruible” gastaré mi última pregunta en lo siguiente ¿qué es lo destruible?- la muerte mas enfurecida aún por su pregunta le dijo,- listo eres en las preguntas que haces, y estúpido he sido en prometerte 3 respuestas, mis ansias por conversar con otro estúpido viajero me llevaron a esto, bueno, tendré que cumplir mi palabra, no quiero que después digan que la muerte no cumple sus promesas- mirándolo con una sonrisa burlesca y malhumorada le dijo -lo destruible es la ilusión, destruye al que cree en la ilusión de que todo es sólido, la muerte destruye todo lo que está basado en la ignorancia, pero no soy capaz de tocar ni destruir al amor, como te dije, la misión de él es crear, y el amor profundo tiene base en lo que es la potencialidad pura, nuestra escancia, tu espíritu, yo no soy capaz de llevarme eso, porque eso siempre ha existido, y no se destruye tampoco, solo se transforma, mi misión es llevarme la ilusión de lo material, el que cree en la ilusión y no ha despertado, creerá haber caído en mis manos, y así lo será, porque este verá lo que él quiere ver, pero el ser que es capaz de ver más allá de la simple ilusión, a este no lo podré tocar, porque está conectado completamente con su esencia, sabe y es conocedor de quien es realmente, este escapa a mis garras,  es eterno, está aquí y allá al mismo tiempo, es, es..– la muerte al parecer se enfureció mas y dentro de su furia soltó una lagrima la cual al tocar suelo se evaporó  -es AMOR! Eso jamás estará dentro de mi alcance, jamás podré llevarlo, no siento amor, no lo necesito! , ahora vete y no vuelvas jamás, a menos que tu mente te haga caer en las garras de la ilusión, y serás mío, no podrás escapar de mi- se río amargamente y para variar de forma burlesca- LARGO!-.

El viajero despertó a la orilla del abismo nuevamente,  de pronto, se cerró con un rugido ensordecedor habilitando el paso nuevamente, se sentía más liviano, volvía a saber y a alejarse más de la ilusión, a saber que este camino era el suyo, y que lo que había vivido era lo necesario para que este momento pueda ser posible, que era el único que en realidad existía, el aquí y ahora en el cual el aprendizaje es eterno

Esa noche durmió tranquilo, y tuvo un sueño particular, se vio y sintió  el mismo en la eternidad, se me hace difícil describir esto, porque ¿Como describes la eternidad?  Como lo describían los antiguos sabios de la india, “Eso no es” porque a cualquier referencia que le des, te respondes, eso no es; no tiene marco, la eternidad es lo que algunos le llaman Dios, la parte universal del alma, un estado de dicha y gracia, eso fue lo que sintió el viajero durante este sueño. Cuando despertó sintió pena por la muerte, meditó sobre la eternidad y la ilusión en esa bella mañana, para luego continuar su gran viaje que había comenzado, un viaje sin retorno.

Alberto

Los Espejismos del Desierto

Caminaba y podía ver su sombra proyectándose en el sendero, había llegado a un gran desierto, su armadura y cadenas lo hacían pesado –Ya queda poco- dijo. El sol del medio día lo estaba matando, buscó sombra pero solo había arena y mas arena junto a un desolado paraje, a su mente venían las dudas sobre haber iniciado este viaje, él sabía que no podía devolverse, ni podía quitarse sus cadenas, porque eran parte de él.

Su cuerpo no podía más, sediento e insolado cayó al suelo, desplomándose bruscamente, no recordó nada mas hasta el anochecer, momento en cual sintió un frío desgarrador, al despertar vio que alguien lo observaba, en ese momento se sobresaltó, porque la persona que lo observaba resultó un ser igual a él-¿¡Quien eres!?- preguntó; la figura solo lo miró, sonrió y le dijo- Tú ya lo sabes-  -¿Es eso posible?- preguntó él un poco mas tranquilo- Tú ya lo sabes-  repitió la extraña silueta. –¿Enloquecí?-    -No, has comenzado a despertar del sueño de la ilusión-  -Soy yo, eres mi reflejo- dijo este. El ser le sonrió amablemente y le dijo –Nunca olvides esto, eres el reflejo de los demás, en los demás te verás tú, pero eso no es nada comparado con lo que te tocará ver, tu camino recién comienza, estás viendo ahora no solo con tus ojos, si no que con tu corazón- y en un abrir y cerrar de ojos la figura desapareció, dando lugar a un hombre de mediana edad de aspecto cansado pero sano, este le preguntó si se encontraba bien, y que lo había encontrado tumbado en el desierto en la ruta de algunos viajeros, había tenido suerte de que lo haya encontrado o hubiese muerto al otro día; el viajero le explicó que cuando lo encontró delirando, le había preguntado “¿Quien eres?”, el viajero le había dicho que un comerciante de especies que viaja por el desierto, pero que debido al delirio este no había comprendido.

Recordaba perfectamente lo que había visto, sentido, vivido y aprendido, pero él sabía que este era nada más que uno de los tantos aprendizajes que el viaje le entregaría, el comerciante le dijo que se subiera a uno de los camellos, el lo llevaría hacia el siguiente pueblo donde allí podría descansar.

Durante la noche, tuvo un sueño particular, se veía él en un pueblo, y de pronto veía que todos los habitantes del pueblo se veían y eran iguales a él, luego se dijo a él mismo, -soy el reflejo de los demás- fue en ese instante donde el pueblo, las cosas desaparecieron, y se vio flotando en el espacio junto a esos demás “yo”  de pronto todos se unieron para formar una sola forma, el universo mismo.

Al despertar, estaban llegando a Drajjhade, el pueblo más cercano, le dio las gracias al comerciante y siguió su trayecto por esta inmensa travesía que ya había comenzado, en la cual no había como volver atrás, solo avanzar, y ver que belleza u aprendizaje le traerá el presente.

Alberto

Desvelos

Con su taza de café a medio tomar y mirando hacia las últimos brasas que ardían en la estufa; fue ahí que a su mente comenzó a divagar otra vez, intentando comprender lo que subyacía a esta, el  amor entre uno de ellos, sin embargo para la mente no había otra respuesta que algo estructurado y enmarcado en espacio y tiempo, un concepto, algo efímero.

Buscó más a fondo en sus emociones, se sumergió y bañó en ellas, pero al salir confundido terminó, vio como las emociones iban y venían como un torbellino abrumador pero bello a la vez. Fue ahí cuando se percató que se acabó el café y el fuego se había terminado, se levantó, caminó hacia el balcón y una vez en él, levantó la vista y observó el bello cielo nocturno que no puedes apreciar en la ciudad, no había ninguna nube que pudiese arruinar ese momento maravilloso.

Miró hacia su taza vacía de café, levantó la vista de nuevo al cielo, y ocurrió algo bello y único, cayó en un estado de paz total, y sintió que él era las estrellas, estrellas que se estaban viendo a ellas mismas, sentía ser todo y eso le daba aun mas armonía; el momento duró diez segundos, pero para el duró una eternidad, porque se sintió eterno, sintió el amor, comprendió y vivió lo que en su esencia era este, una especie de sensación de sentirse el otro, verse reflejado uno mismo en los ojos del otro, ser el otro, eso sentía, entonces ya no podía existir el miedo y fue ahí cuando una sensación de calidez total lo inundó acallando su mente completamente

Al despertar de esos diez segundos, lloró de emoción, y su taza vacía al suelo cayó, quebrándose en mil pedazos haciéndose una con el todo, era imposible sentirse vacío luego de aquello, había traspasado la mente, el pensamiento y toda emoción para encontrarse con su verdadero ser, que era perfección y totalidad.

Después de muchas noches sin dormir y desvelos, logró dormir en armonía, pensando en lo que había sentido, pero era claro que para su mente no era comprensible.

Alberto

the beginning of a journey

Él desde que tiene memoria tuvo la sensación de estar despierto, la realidad le parecía monótona, pero estructurada, se sentía seguro en aquel mundo; cuasi perfecto, casi plano, pero insisto, seguro. Vivió los primeros años de su vida dentro de esta realidad, allí creció, recibió amor, así como aprendió a darlo; una infancia marcada de alegría, amor y la protección necesaria para crecer como un ayudador, si, le encantaba cooperar con los otros, quererlos y que estos le demostraran al igual a él su cariño,  pero ambos sabemos que esas realidades cuasi perfectas no duran para siempre, a menos que estemos despiertos, sin duda él no lo estaba, solo creía estarlo, se aferraba a imágenes, conceptos, dogmas, entre ellas la dualidad que lo hacían mantenerse en un estado de profundo sueño y sistematización.

Con el paso del tiempo fue creciendo, adquiriendo conocimientos, armaduras, armas, pero al mismo tiempo no se percató que estaba armándose de ataduras, y que pasó a depender de esta armadura que tanto le protegía, así como de sus armas;  protecciones para afrontar una realidad que ya parecía no tan perfecta, pero seguía siendo segura.

Muchas batallas y duelos fueron en los que se batió contra “enemigos” durante sus primeros años luego de adquirir la experiencia con su armadura, siempre siguiendo sus ideales y sus sueños, así como amigos por los cuales quería luchar, ya el mundo no eran tan perfecto, estaba cobrando una dosis de oscuro, en el cual había que armarse más de valores y armadura para triunfar, en el cual el bien debía anteponerse sobre el mal

Hasta que un día esta realidad que él había creado en este sueño profundo, se comenzó a desmoronar bajo sus propios ojos.

The beautiful journey

playa amanecer

Él Sentía que había llegado el momento..ya no podía esperar más, sentado al lado de unas rocas junto al mar, miraba un amanecer, pero este amanecer, no era como cualquiera, había llegado su hora en la cual una parte de si moriría, o quizás no moriría, si no que había llegado el momento de desligarse de aquellas ataduras que lo mantenían inmovilizado y limitado por tantos años.

Antes de que se asomaran los primeros rayos del sol, recordó el gran viaje que tuvo que hacer con esa carga y estas amarras que hacían pesado su andar, recordó los desiertos que tuvo que pasar.., la arena golpeando sus ojos y su cuerpo; esas montañas nevadas que con sus fuertes vientos, los cuales mas de una vez lo hicieron tambalear hasta quedar a punto de caer en un abismo sin fin, pero él no cayó, parecía que era el final de un viaje enorme.., había llegado a las costas prometidas de las que hablaban tantos viajeros en plazas y tabernas, pero que ninguno de esos aventureros había sido luego visto con vida.

Entonces volvió al momento,  vió como los primeros rayos del sol se asomaban en esas costas, en un momento.. tuvo miedo, recordó las historias de los viajeros,  ¿que sería de ellos en estos momentos?; se le vino a su mente tantas veces que había caído, debido a esas ataduras, que constantemente se quejaba de ellas; rememoró también cuando tantas veces sintió confusión, incluso recordó el momento cuando no sabía quién era él, ni tampoco que eran esas ataduras. Cansado de temer, dejó que ese bello amanecer lo iluminara y así fue, los rayos de luz lo tocaron.. pero algo extraño sucedía, no se sentía distinto..  aun podía ver sus ataduras, cadeneas, y esa pesada armadura, entonces con frustración se arrodilló en la arena, pensando que el viaje había sido en vano, pero en un momento al parecer mágico, sintió en su interior un sentimiento de amor por sus ataduras, en un abrir y cerrar de ojos, amó.. si.., las amó, amó sus ataduras, y todo lo que estas le habían permitido lograr, viajar, experimentar; se sentía un poco distinto, pero fue en ese instante de amor y entrega total, donde la luz del amanecer atravesó esas cadenas desintegrándolas completamente,  aun mas, vio como una capa de su cuerpo se desintegraba,  de su interior emanaba una tenue luz, de un carácter tan hermoso como la del sol, se sentía maravillado, asombrado.

Una parte de él había muerto, o se había desprendido, pero sintió al mismo tiempo gratitud por aquellas ataduras, que lo acompañaron en esa gran travesía, -adiós, gracias, no las olvidaré- les dijo. Ahora también se daba cuenta de que veía el mundo de una manera extraña, ya nada era como antes le parecía, todo tenía un carácter luminoso así como la bella luz del sol, pero más tenue, similar a la que emanaba de él; entusiasmado, maravillado, y lleno de amor, se dio vuelta para volver a su hogar a contarle a sus amigos lo que había logrado, y lo bello que era todo, pero algo ocurrió en ese momento, en ese instante recordó nuevamente las viejas historias sobre viajeros que recorrían el sendero y no volvían. Justo delante de él, apareció una figura de al parecer un hombre, pero que emitía una luz tan fuerte como la que el sol emitió al amanecer, al mirar al ser,  sintió de familiar en él, algo en su mirada que poco podía vislumbrar con esa inmensa luz que este emitía, el ser en ese momento levantó su mano y le apuntó hacia el mar, y al mismo tiempo a través de una conversación en su interior le dijo que su viaje que estaba emprendiendo era sin retorno, le dijo-tu viaje no ha hecho más que comenzar, ve camina hacia el mar y maravillate aun mas-, entonces él angustiado, pero con una sensación de paz, fue a la orilla del mar, y lo pisó, se dio cuenta de algo, podía caminar sobre este, y asi fue.. caminó y caminó sobre el mar hasta que encontró un nuevo mundo donde debería emprender un nuevo viaje, sus ataduras, cadenas y armaduras habían sido quitadas, ya no las necesitaba para abrigarse del  frío, o para darle seguridad, porque ya no se sentía inseguro pero si con una nueva visión.

Este nuevo viaje sin saberlo, ya lo había comenzado..  lo haría de apoco aumentar el potencial de esa luz tenue que se estaba empezando a vislumbrar en su interior.. seguro, feliz y con amor en su interior, fue recordado y pasó a leyendas como un viajero mas desaparecido, pero se dio cuenta de algo.. había crecido… en el nuevo mundo que vivía, todo era amor, porque este estaba en el interior de él, era esa luz que emanaba de su interior, aun tenue, porque el crecimiento seguiría,  se daría cuenta de cosas mas bellas, y aparecerían nuevas dificultades, asi como proezas en este nuevo mundo..y se dijo a si mismo- la aventura sigue, y el misterio y la incertidumbre la hacen bella-

Alberto

Bueno o malo… ambos incorrectos.

wall2

Justamente las cosas que deseamos evitar, descuidar y abandonar resultan ser la «materia prima» de la que procede el verdadero crecimiento.

ANDREW HARVEY

Toda experiencia es un éxito, independientemente de su resultado

LOUISE HAY

Bellas frases con la que voy a dar inicio a esto; si lo lees rápido, y lo analizas de manera superflua, podrás pensar.. oh piensas positivo.. y yo te digo.. en parte si..pero eso no es más que el 2% de las frases, quiero decirte, y explicarte la esencia y alma de estas, o al menos, lo que puedo distinguir yo en ellas..

Vivimos quejándonos de los problemas que tenemos, luchando en contra de ellos, resistiéndonos, tratando de entenderlos una y otra vez, y el ciclo se repite, solo que lo que cambia es el “problema” o la situación molesta, o incluso una enfermedad.

Con esto que escribo hoy, no pretendo que los problemas desaparezcan de tu vida, ni cures al instante tu enfermedad, o cualquier deseo loco que tengas, si no que a que entiendas porque ellos llegaron a ti.., quizás puedas pensar que fue por azar, si es así, es porque crees en el azar, y debes dejar de leer ahora, porque no te gustará lo que escribo, y no habrá quien cambie tu opinión, hasta que llegue tu momento de darte cuenta de que el azar no existe. Si eres de los que no creen en el azar, entonces lee, porque te gustará.

Ahora te pregunto, crees en los milagros?, si, no en esos milagros que relatan las grandes historias, si no en los verdaderos milagros; porque cada momento que estás viviendo está repleto de aquellos, solo basta que el cielo se despeje en una noche, para que puedas ver las miles de estrellas que representan cada milagro que vives a cada instante;¿ y que hacer para que el cielo se despeje? Solo calma tus pensamientos, déjate maravillar por el momento y verás las estrellas, luego te sorprenderás aun mas, porque verás otras cosas que nunca habías visto antes, y te darás cuenta más aun que el azar no existe.

Pero que tiene que ver todo esto con lo que intento decir aquí; pues en todo, porque es esencial entender y vivir lo anterior para realmente comprender desde lo más profundo de tu ser aquellas frases. Lo resumiré en un párrafo.

Cada vivencia, cada problema, cada enfermedad, lo que sea, es necesaria que esté y que llegue a tu vida, porque de aquellas aprenderás lo necesario para crecer, tú mismo las vas creando sin darte cuenta para cambiar lo que tengas que cambiar, y vas poniendo en tu camino pruebas, que si logras superarlas, saldrás evolucionado, mejorado como ser, y eso, eso si que es un milagro. Al comprender aquello, ya no puedes odiar tus problemas, sabiéndolos que son creaciones tuyas, para ti, y que teniendo el resultado que tengan, ese va a ser el necesario para tu crecimiento, entonces, a ¿qué problema debemos temer y odiar?, simplemente ninguno. Aunque cuesta entenderlo y aplicarlo; pero realmente cuando lo logras, es porque has crecido un poco más, y estás disipando un poquito más esa nube de pensamientos que impiden ver tu ser, en el cual todo es perfección y crecimiento.

Alberto